Siempre hemos dicho que la música tiene la capacidad de separarnos de la realidad y de transportarnos a lugares desconocidos, añorados, tiempos anteriores y épocas que nos marcaron de alguna u otra manera.

Cada canción representa algo para quien la escucha y en ocasiones tendemos a crear escenarios mentales al compás de la melodía.

Lo más probable es que tú también lo hayas hecho en ciertas ocasiones: puesto a reproducir tu canción preferida e imaginado una situación o escena acorde a la letra y el mensaje que transmite la música.

Te dejas llevar y poco a poco te encuentras en un universo que ya no es el real, sino uno propio de tus emociones. Aunque las líricas y el vídeo que la acompañen ofrezcan una información específica, no podemos evitar interpretarla a nuestra manera y cambiar alguna que otra cosa.

Al fin y al cabo, no todos apreciamos las cosas de la misma manera, para cada quien es diferente. Pero, ¿te imaginas ser el protagonista del videoclip de tu canción preferida? ¿En un escenario creado por ti o producto de tu imaginación? ¿Estando al lado de tu artista favorito mientras da un concierto en vivo?

Pues en la actualidad, y gracias a la realidad virtual, esto es algo no solo posible sino sencillo. Todo se debe a una serie de aplicaciones que, con ayuda de las gafas y casos de realidad virtual permiten al usuario formar parte de las canciones de su escogencia, y adentrarse en ellas a través del ambiente que prefiera.